El año pasado Miguel Ángel Jiménez ganó su Abierto nacional tras 27 intentos y batió su propio récord de ganador más veterano del Circuito Europeo. Este año, a los 51, aspira a revalidar su título:

«La ilusión de todo jugador es ganar el Open de su país, y es un gran honor venir a defenderlo.

«El año pasado llegué al Open de España jugando muy bien a desde el Masters donde quedé cuarto y a la semana siguiente gané en el Champions en Atlanta. Luego me casé y llegué en un gran momento. Este año he ganado en Hawai y he tenido resultados regulares en todos los sitios.

«Pero le estoy dando bien a la pelota, solo me falta encontrar un poco de equilibrio entre el juego, las emociones y el estado físico y mental, que es lo importante.

«Mi objetivo es, como siempre, seguir disfrutando del juego y ganar, que es lo que te motiva a seguir jugando. Todos vienen a lo mismo, pero voy a defender el título con uñas y dientes.

«El campo está magnífico. Ha cambiado mucho desde que lo jugamos hace cuatro años por culpa del temporal que tiró tantos árboles. Los hoyos son los mismos, pero el aspecto es completamente distinto. Para algunos greenes ha sido una mejora, como el del 14 que ahora tiene mucha más luz.

«Han alargado el 15. Antes pegaba la madera 3 y ahora drive y sand wedge. El campo está en muy buenas condiciones».

Otro jugador que llega a El Prat con muchas ganas es Thomas Aiken, que levantó aquí el trofeo en 2011, una edición marcada por el fallecimiento de Severiano Ballesteros. El sudafricano llega en buena forma después de quedar cuarto en Mauricio, su cuarto top diez de la temporada.

«Siempre quieres volver a un campo donde has ganado, pero esa victoria fue muy especial porque Seve era el protagonista de la semana. Yo se la dediqué, fue su último Open de España y tuve el honor de que fuera mi primera victoria en Europa».

Deja tu comentario